anunciar en google

Los 5 errores más comunes al anunciar en Google

¿Sabías que Google es el buscador más utilizado en el mundo, con más del 90% de cuota de mercado? Esto significa que millones de personas buscan información, productos y servicios en esta plataforma todos los días. 

Por esta razón, anunciar en Google es una de las mejores estrategias de marketing digital para llegar a tu público objetivo y aumentar tus ventas. Sin embargo, no basta con crear una campaña y esperar a que los clientes lleguen solos. 

Hay ciertos errores comunes que pueden hacer que tu inversión se desperdicie y que tus resultados sean inferiores a los esperados. En este artículo, te vamos a mostrar cuáles son esos errores y cómo evitarlos con la ayuda de un especialista en Google Ads de Buhomedia, una agencia de marketing digital en Argentina que te ofrece soluciones a medida para tu negocio.

Error #1: No definir bien el público objetivo de tu campaña en Google Ads

Uno de los errores más frecuentes es no definir bien el público objetivo. Esto significa que no sabés a quién le querés vender tu producto o servicio, ni qué necesidades, intereses o problemas tiene.

Si no conoces a tu público objetivo, es muy probable que tus anuncios no sean relevantes ni atractivos para ellos, y que termines gastando dinero en mostrar tus anuncios a personas que no están interesadas en lo que ofrecés.

Por ello, antes de crear una campaña en Google Ads, es fundamental que hagas una investigación de mercado y que segmentes tu audiencia según sus características demográficas, geográficas, psicográficas y comportamentales. 

De esta forma, podrás crear anuncios personalizados y enfocados en los beneficios que tu producto o servicio puede aportar a tu público objetivo. Además, podrás optimizar tu presupuesto y mejorar tu retorno de la inversión (ROI), ya que solo pagarás por los clics de las personas que realmente están interesadas en tu oferta. 

¿Cómo definir el público objetivo?

Para lograr este paso, podés usar las herramientas de segmentación que te ofrece la plataforma, como las audiencias similares, las audiencias en el mercado, las audiencias personalizadas y las audiencias afines. 

Estas herramientas te permiten mostrar tus anuncios a personas que tienen un perfil similar al de tus clientes actuales, que están buscando activamente productos o servicios como los tuyos, que tienen intenciones específicas relacionadas con tu negocio o que tienen intereses o hábitos similares. 

Si te parece complicado definir correctamente el público objetivo, no te preocupes. En Buhomedia, contamos con un equipo de especialistas en Google Ads que te pueden asesorar y ayudar a segmentar tu audiencia de forma efectiva. Solo tenés que contactarnos y te ofreceremos una consulta gratuita sin compromiso.

Error #2: No elegir las palabras claves adecuadas

Otro error muy común al anunciar en Google es no elegir las palabras clave adecuadas. 

Las palabras clave son los términos o frases que los usuarios escriben en el buscador cuando buscan información, productos o servicios relacionados con tu negocio. Por ejemplo, si vendés zapatillas deportivas, algunas posibles palabras clave podrían ser “zapatillas deportivos”, “zapatillas running”, “calzado para hacer ejercicio”, etc. 

Elegir las palabras clave adecuadas es fundamental para que tus anuncios se muestren a las personas que están buscando lo que ofrecés, y para que puedas competir con otros anunciantes que también quieren aparecer en los primeros resultados de Google. 

Si elegís palabras clave demasiado genéricas, amplias o irrelevantes, es probable que tus anuncios no sean lo suficientemente específicos ni atractivos para tu público objetivo, y que termines pagando por clics de personas que no están interesadas en tu oferta o que no tienen intención de compra. 

Investigación de palabras clave

Por esta razón, antes de crear una campaña en Google Ads, es importante que hagas una investigación de palabras clave y que selecciones las más relevantes, específicas y rentables para tu negocio. 

El Planificador de Palabras Clave te permite conocer el volumen de búsqueda, la competencia y el costo por clic (CPC) de las diferentes palabras clave relacionadas con tu negocio. 

De esta forma, podrás elegir las palabras clave que tengan una alta demanda, una baja competencia y un bajo CPC, lo que te permitirá optimizar tu presupuesto y mejorar tu ROI. Además, podrás elegir el tipo de concordancia de tus palabras clave, que determina qué tan estricto o flexible quieres ser con los términos de búsqueda que activan tus anuncios. 

Los tipos de concordancia son: 

  • Amplia
  • Amplia modificada
  • De frase 
  • Exacta

Cada uno tiene sus ventajas y desventajas, dependiendo del nivel de control y alcance que quieras tener sobre tus anuncios. 

Error #3: No optimizar tus anuncios

Otro error que podés cometer es no optimizar tus anuncios. 

Esto significa mejorar su calidad, relevancia y rendimiento, para que puedas atraer la atención de tu público objetivo, generar interés y acción en ellos, y conseguir más clics y conversiones. 

Para optimizar tus anuncios, hay varios aspectos que debés tener en cuenta, como:

  •  El título: Es la parte más importante de tu anuncio, ya que es lo primero que ven los usuarios cuando buscan en Google. Debe ser llamativo, claro y conciso, e incluir la palabra clave principal y el beneficio más importante de tu oferta. Por ejemplo, si vendes ropa de niños por mayor, un posible título podría ser: “Ropa de niños por mayor al mejor precio”.
  • La descripción: Es la parte que complementa el título y que explica con más detalle lo que ofrecés y por qué los usuarios deberían elegirte a vos y no a tu competencia. Debe ser persuasiva, informativa y coherente con el título, e incluir una llamada a la acción (CTA) que invite a los usuarios a hacer clic en tu anuncio. Por ejemplo, si vendes ropa de fiesta, una posible descripción podría ser: “Encontrá la ropa de fiesta que se adapta a tu estilo y a tu presupuesto. Tenemos las mejores marcas y modelos del mercado. Aprovechá nuestras ofertas y envíos gratis. ¡Comprá ahora!”
  • Las extensiones: Son elementos adicionales que podés agregar a tu anuncio para proporcionar más información o opciones a los usuarios, como tu número de teléfono, tu dirección, tu sitio web, tus calificaciones, tus precios, etc. Las extensiones te ayudan a mejorar la visibilidad y la relevancia de tu anuncio, y a aumentar las posibilidades de que los usuarios interactúen con él. Por ejemplo, si vendes maquillaje, algunas extensiones que podrías usar son: de llamada, de ubicación, de sitio web y de precio.
  • Las pruebas A/B: Son experimentos que te permiten comparar el rendimiento de dos versiones diferentes de tu anuncio, cambiando algún elemento como el título, la descripción o la imagen. Las pruebas A/B te ayudan a identificar qué versión de tu anuncio tiene un mejor resultado en términos de clics, conversiones o ROI, y a optimizar tus anuncios según los datos obtenidos.
  • El seguimiento de conversiones: Es una herramienta que te permite medir las acciones que realizan los usuarios después de hacer clic en tu anuncio, como comprar un producto, suscribirse a un boletín o solicitar un presupuesto. El seguimiento de conversiones te ayuda a evaluar el éxito de anunciar en Google y a ajustar tu presupuesto según el valor que generan tus anuncios.

Error #4: No controlar el presupuesto de tu campaña

El cuarto error que podés evitar al hacer publicidad en Google es no controlar el presupuesto de tu campaña. Se refiere la cantidad de dinero que estás dispuesto a invertir en tu campaña, y que determina la frecuencia y el alcance de tus anuncios. 

¿Cómo controlar el presupuesto?

Controlar el presupuesto significa establecer un límite diario o mensual de gasto, y ajustarlo según el rendimiento y los objetivos de tu campaña. Para ello, hay varios aspectos que debés tener en cuenta, como:

  • El costo por clic (CPC): Es la cantidad de dinero que pagás cada vez que alguien hace clic en tu anuncio. El CPC depende de la competencia y la demanda de las palabras clave que eliges, y del nivel de calidad y relevancia de tus anuncios.
    Para controlar el CPC, podés usar las opciones de puja que te ofrece Google Ads, como la puja manual, la puja automática o la puja inteligente. Estas opciones te permiten establecer un límite máximo o un objetivo de CPC, y optimizar tus pujas según diferentes factores como el dispositivo, la ubicación o el horario.
  • El retorno de la inversión (ROI): Es la relación entre el beneficio y el costo de tu campaña. El ROI te indica si tu campaña es rentable o no, y si estás consiguiendo los resultados que esperás.
    Para controlar el ROI, podés usar las herramientas de medición y análisis que te ofrece la plataforma, como el seguimiento de conversiones, las métricas e informes, y el valor de conversión. Te permiten conocer el valor que generan tus anuncios, y ajustar tu presupuesto y tu estrategia según el rendimiento de tu campaña.
  • La estacionalidad: Es la variación del comportamiento y las necesidades de los usuarios según la época del año, el mes, la semana o el día. La estacionalidad puede afectar la demanda y la competencia de las palabras clave que usás, y por lo tanto, el costo y el rendimiento de tus anuncios.
    Para controlar la estacionalidad, también existen herramientas como el Planificador de Palabras Clave, el Planificador de Rendimiento o las Reglas Automatizadas. Estas te permiten anticiparte a las tendencias del mercado, y adaptar tu presupuesto y tu estrategia según las oportunidades y los desafíos que se presenten.

En Buhomedia, tenemos un equipo de especialistas en Google Ads que te pueden asesorar y ayudar a gestionar tu presupuesto de forma eficiente. 

Error #: No medir ni analizar resultados

El último error que podés evitar es no medir ni analizar los resultados de tu estrategia de anunciar en Google. Significa usar los datos que te ofrece la plataforma para evaluar el éxito y la efectividad de tu campaña, y para identificar las áreas de mejora y las oportunidades de optimización. 

¿Cómo medir y analizar resultados?

Hay varios aspectos que deberás tener en cuenta, como:

  • Las métricas: Son los indicadores numéricos que te muestran el rendimiento y el resultado de tu campaña, como el número de impresiones, clics, conversiones, costo, ingresos, etc.
    Te permiten conocer el alcance, la relevancia y el retorno de tu campaña, y compararlos con tus objetivos y expectativas.
    El informe de rendimiento, de conversiones o el de atribución son recursos útiles. Te permiten ver y filtrar los datos de tu campaña según diferentes dimensiones, como el tiempo, la ubicación, el dispositivo o la palabra clave.
  • Los análisis: Son los procesos e interpretaciones que hacés a partir de las métricas y los datos que obtenés de anunciar en Google, para extraer conclusiones y tomar decisiones.
    Te permiten entender el comportamiento y las necesidades de tu público objetivo, evaluar las fortalezas y debilidades de tu campaña, y detectar los problemas y las soluciones que puedes aplicar.
    Para hacer los análisis, podés usar el Optimizador de Conversiones, el Simulador de Pujas o las Recomendaciones, para estimar y probar diferentes escenarios para tu campaña, y recibir sugerencias personalizadas para mejorar tu rendimiento y tu ROI.

Marcá la diferencia con agencias de marketing digital en Argentina

Si querés asegurarte de aprovechar al máximo tu inversión, lo mejor es que contrates a un consultor de Google Ads profesional que te asesore y te ayude a crear y gestionar tus campañas de forma eficaz. 

En Buhomedia, somos una agencia de marketing digital en Buenos Aires especializada, con amplia experiencia y certificación oficial de Google. Podemos ayudarte a diseñar una estrategia personalizada para tu negocio, que te permita alcanzar tus objetivos y superar a tu competencia. ¿Te animás a probarlo? Contactanos hoy mismo y te ofreceremos una consulta gratuita sin compromiso.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Contactanos!